FRANCISCO VUELVE SANO Y SALVO AL VATICANO, TRAS UN CORTO E INTENSO VIAJE A EGIPTO

El Papa Francisco terminó ayer sábado su viaje de 36 horas a Egipto, con una misa multitudinaria en la que ha vuelto a hablar de la “cultura del encuentro”

En un estadio militar, blindado por tierra y aire, ha conseguido reunir a 25.000 personas, coptos, protestantes, ortodoxos, cristianos todos.

“No tengáis miedo a amar a todos, amigos y enemigos, porque el amor es la fuerza de los creyentes” ha dicho Francisco.

“La verdadera fe es la que nos hace mas caritativos, mas humanos, mas misericordiosos, la que nos hace ver a los otros como hermanos a los que debemos amar y ayudar” ha continuado el Papa.

“El único extremismo que deben permitirse los creyentes es LA CARIDAD, cualquier otro extremismo no viene de Dios” ha expresado.

En la rueda de prensa habitual, en el viaje de regreso a Roma, Francisco ha dicho que le habría gustado visitar las pirámides, pero no había sido posible.

Contestando a un periodista ha dicho que los que deben hacer los cristianos es caminar juntos, orar juntos, trabajar juntos, para ir hacia adelante y construir la paz.

Francisco ha agradecido a los periodistas su trabajo en este viaje y les ha pedido que recen por él.
EL PAPA ESTÁ DE NUEVO EN EL VATICANO.