PAPA FRANCISCO: “EL DISCÍPULO DE JESÚS DEBE IMITARLO Y SER UN BUEN SERVIDOR”

Papa Francisco 250
En la misa celebrada hoy, con motivo del Jubileo de los Diáconos, Francisco ha puesto de manifiesto, el dolor de corazón que le producen los estrictos horarios de las Parroquias.
“¿Y después de ese horario? No hay una puerta abierta, no hay un sacerdote, no está un diácono ni un laico que reciba a la gente y esto hace mal” ha dicho el Papa.
“El discípulo de Jesús no puede caminar por una vía distinta a la del maestro, sino que debe imitarlo y ser un buen servidor”
El Santo Padre ha continuado: “Apóstol y servidor están unidos, son como dos caras de la misma moneda; quien anuncia a Jesús está llamado a servir y quien sirve, anuncia a Jesús”
“Quien sirve debe renunciar a ser dueño de su propia jornada y debe ofrecer disponibilidad”
Por último, Francisco ha dicho que la humildad y la mansedumbre deben ser las virtudes de los diáconos, imitando al Señor en el servicio a los demás, acogiendo, comprendiendo y haciéndoles sentir en la Iglesia, como en casa.
“En la Iglesia no es más grande el que manda, sino el que sirve y encuentra al Señor en los pobres de hoy” ha terminado el Santo Padre.