PAPA FRANCISCO: “DEBEMOS PROTEGER A LOS MÁS DÉBILES, RESPETANDO LA VIDA Y LA SALUD”

En la XXV Jornada Mundial del Enfermo, instituida por San Pablo II, Francisco ha enviado un mensaje de cariño y cercanía a los enfermos y a todos los que les cuidan y se preocupan por su bienestar (familiares, médicos, sanitarios, voluntarios).

El Santo Padre, con el lema “El asombro ante las obras que Dios realiza: El Poderoso ha hecho obras grandes en mi”, ha mostrado su acercamiento, aliento y oración a todos los sufren y a sus familias.

“Desearía animar a los enfermos, a las personas que sufren, a los médicos, enfermeras y familiares, a la oración a María, para que por su intercesión obtengamos de Cristo la esperanza en el camino de la curación y la salud” dice el Papa en este mensaje.

Ha terminado su mensaje con esta oración:

“MARÍA, MADRE NUESTRA, QUE EN CRISTO NOS ACOGES COMO HIJOS,
FORTALECE EN NUESTROS CORAZONES LA ESPERA CONFIADA,
AUXÍLIANOS EN NUESTRAS ENFERMEDADES Y SUFRIMIENTOS,
GUÍANOS HASTA CRISTO, HIJO TUYO Y HERMANO NUESTRO
Y AYÚDANOS A ENCOMENDARNOS AL PADRE QUE REALIZA GRANDES OBRAS, AMEN