LAS PALABRAS DE UNA PRESA EN EL CENTRO PENITENCIARIO “CERESO 3”, CONMUEVEN AL PAPA FRANCISCO Y A TODOS LOS PRESENTES

Papa Francisco Viaje Mexico 8
Ayer, en uno de los últimos actos en los que participó Francisco, la emoción volvió a sentirse claramente.
En el Centro Penitenciario “Cereso 3”, una interna en representación de los hombres y mujeres que cumplen condena allí, dirigió unas palabras al Santo Padre.
Este es un pequeño resumen:
“Santo Padre Francisco, para mi es un honor representar a los miles de hombres y mujeres que por malas decisiones tomadas en el pasado nos han traído aquí. Su presencia es una llamada a la misericordia y una llamada para los que se olvidaron que somos seres humanos”
“En este mundo gris, en el que todos los días parecen ser iguales, las actividades religiosas son un elemento primordial para nuestra reinserción, así como aprender un oficio para enfrentar la libertad con dignidad. Debemos trabajar par que nuestros hijos no repitan nuestra historia”
“En lo personal, mi gran bendición es ver crecer a mi hija, con esos ojos enormes que veo desde que se abre la puerta de la prisión, su sonrisa, verla correr a mis brazos y oír un `te amo mama´, me dan un poco de vida”
“El día que me dieron la sentencia, alguien me dijo: No te preguntes porqué estás aquí, sino para qué estás aquí y entonces pensé `yo acepto tu voluntad Señor´ y encontré la respuesta”
“Gracias Santidad por acordarse de nosotros, por sembrar la semilla de la esperanza. Solo me queda decirle: BENDITOS SEAN LOS PIES QUE VIENEN EN NOMBRE DE DIOS”