“LA MISERICORDIA DE DIOS ACOGE A TODO EL QUE NECESITA PERDÓN” DICE HOY EL PAPA FRANCISCO

Papa Francisco 332
En esta mañana con amenaza de lluvia, en la que a los enfermos se les ha situado en el Aula Pablo VI, para que puedan seguir la Audiencia General en grandes pantallas, Francisco ha comentado la parábola del hijo pródigo.
“La parábola del hijo pródigo nos muestra la lógica de la misericordia de Dios, abre nuestros corazones a la esperanza y nos devuelve la dignidad de hijos de Dios”
Cuando el hijo que ha gastado su herencia, vuelve al padre para pedirle perdón y dispuesto a ser un jornalero, este le acoge con alegría, lo abraza y lo besa y dice: Comamos y festejemos porque mi hijo estaba perdido y ha sido encontrado.
“Es importante esta enseñanza de Jesús: Nuestra condición de hijos de Dios no depende de nuestros méritos ni nuestras acciones y nadie puede quitárnosla”
“En la parábola hay otro hijo que se ha quedado junto al padre todo este tiempo. Este hijo también necesita misericordia”
Ante los celos por el recibimiento que el padre ha dado a su hermano, este le dice: Hijo mio, tu has estado siempre conmigo, todo lo mio es tuyo. Es justo que haya fiesta y alegría.
“El padre ha recuperado al hijo perdido pero la alegría mas grande para un padre es ver que sus hijos se reconocen como hermanos”
“Este Evangelio nos enseña que todos tenemos necesidad de entrar en la casa del Padre y participar de su alegría en la fiesta de la misericordia y de la fraternidad. ¡Abramos nuestro corazón para ser misericordiosos como el Padre!”