FRANCISCO EN AUSCHWITZ: “SEÑOR, PERDONA TANTA CRUELDAD”

El Papa Francisco ha visitado ayer el campo de concentración de Auschwitz.

El Santo Padre ha sido el protagonista de un momento de emoción contenida, tal vez el más íntimo desde que llegó el día 27 a Polonia.

En un coche eléctrico ha recorrido las calles del campo entre los barracones donde se hacinaban los prisioneros durante la locura nazi.

Todo en un elocuente silencio y sólo acompañado por unos cuantos fotógrafos. Francisco ha querido que hablarán las imágenes.

Después ha entrado completamente solo y en silencio a la zona de exterminio, bajo el sarcástico cartel que se mantiene actualmente y que dice: ‘El trabajo os hace libres’

Ha llegado a la celda donde estuvo encarcelado el padre Maximiliano Kolbe y allí ha rezado de rodillas casi diez minutos.

En esta emotiva visita ha encendido una lámpara
en el llamado ‘Muro de la muerte’, que es donde se fusilaban los prisioneros, para después incinerarlos.

En el Libro de Honor del campo, el Papa Francisco ha escrito lo siguiente: “!SEÑOR, TEN PIEDAD DE TU PUEBLO! !SEÑOR, PERDONA TANTA CRUELDAD!

Después ha saludado a 11 supervivientes, entre los que se encontraba una mujer de 101 años, que sobrevivió a la masacre.