FRANCISCO, A PESAR DEL FRÍO, EL VIENTO Y LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD POR POSIBLES ATENTADOS TERRORISTAS, HA CELEBRADO SU AUDIENCIA GENERAL DE LOS MIÉRCOLE

Papa Francisco 162
El Santo Padre, ha entrado en la Plaza de San Pedro en el papamóvil, como de costumbre, saludando y bendiciendo a niños y mayores, para su encuentro con los fieles en Audiencia General.
A pesar de las extremas medidas de seguridad que ha puesto en marcha el estado italiano, por posibles atentados terroristas, el Vaticano ha comunicado que los actos a los que asistirá el Papa no tendrán ningún cambio.
Hoy la mañana era fría y con mucho viento. El solideo del Papa voló, por lo que para evitar que volviera a pasar, se lo metió en un bolsillo
En la catequesis Francisco ha explicado que estamos ante “tres días intensos que hacen visible hasta donde puede llegar el amor de Dios por nosotros. Jesús nos amó hasta el fin”
“El jueves Santo, con el lavatorio de pies, Jesús nos enseña que la Eucaristía es el amor que se hace servicio. El Viernes Santo, es el momento culminante de su amor. El Sábado Santo es el día del silencio de Dios, compartiendo con toda la humanidad el drama de la muerte”
Finalizando la Audiencia, el Papa ha mencionado los atentados de Bruselas: “Pido a todas las personas de buena voluntad que se unan a la condena de esta crueldad abominable. Con el corazón dolorido, recemos a la Virgen, en silencio, por los muertos, los heridos, los familiares y por todo el pueblo belga”