EN ESTA CALUROSA MAÑANA DE JUNIO, FRANCISCO HA SALUDADO A UN GRUPO DE MATRIMONIOS QUE CELEBRABAN LAS BODAS DE ORO

Papa Francisco 275

El sol calienta ya mucho en Roma, por lo que el Vaticano ha distribuido sombrillas en la Audiencia General de hoy miércoles.
Antes de empezar la catequesis, Francisco saludo a un grupo de matrimonios que cumplían 50 años de casados (bodas de oro), diciendo: “Un precioso ejemplo para las parejas de recién casados”
Comienza un nuevo ciclo de catequesis, sobre los milagros de Nuestro Señor.
La catequesis de hoy versó sobre el primer milagro de Jesús, el las bodas de Caná, en donde convirtió el agua en vino.
“El agua es necesaria para la vida, pero el vino es la alegría de la fiesta y la abundancia del banquete” ha dicho el Santo Padre.
En este Evangelio se recogen unas significativas palabras de María: `Hagan todo lo que Él les diga´ que configuran el programa de vida cristiano.
“Jesús, al convertir el agua en vino nuevo, transforma la ley de Moisés en Evangelio, portador de alegría”
Y ha terminado pidiendo:
“Hagamos de nuestra vida cristiana una continua respuesta de amor a Dios, nutriéndonos de su palabra de vida y compartiendo con todos el vino nuevo de la nueva alianza”