EL MUNDO ESTÁ DE FIESTA POR QUE LA MADRE TERESA DE CALCUTA YA ES SANTA

Con la Plaza de San Pedro abarrotada de personas de buena voluntad, el Papa Francisco ha presidido la ceremonia de canonización de esta gran mujer, que consagró su vida a los pobres.

Una emocionante ceremonia en la que se ha proclamado Santa a la que quería ser llamada Madre, porque se sentía madre de todos los pobres del mundo.

Siendo físicamente tan diminuta, su figura en la Iglesia y en el mundo es grandiosa, por las obras que fue capaz de acometer con éxito.

Era tanto el carisma de Teresa que, estando prohibido en Cuba cualquier tema religioso, ella viajó hasta la isla para pedirle a Fidel Castro que le dejara crear una casa para acoger a las personas pobres o necesitadas. Fidel le contestó que en Cuba no había pobres. Teresa entonces le respondió: “Pero puede haber personas que no tengan familia o que estén enfermas y necesiten alguna atención especial. Para ellas podemos hacer un sitio donde las acojamos” Fidel Castro cedió y la Madre abrió la primera casa de las Misioneras de la Caridad en la Habana.

En una ocasión, un Cardenal le preguntó que creía ella que le diría San Pedro cuando llegara al cielo. Teresa contestó rápidamente: “Creo que me va a decir que le he llenado el Cielo de pobres”

Pidamos a la nueva Santa Teresa, la Santa de la eterna sonrisa, que por su intercesión el Señor nos conceda una pequeña parte de la misericordia que ella repartía entre los necesitados. AMEN