Clausura del Sínodo de la Familia con una misa presidida por el Papa

HomiliaMisaClausuraSinodo2015
Hoy 25 de Octubre, se clausura el Sínodo de la Familia con una misa presidida por el Papa.
Resumimos la homilía que ha pronunciado Francisco.
El Santo padre resalta la compasión de Dios por medio de Jesús, cuando un hombre ciego llamado Bartimeo le grita pidiendo ayuda.
Jesús se acerca a él para preguntarle en que puede ayudarle, pero ¿que podría desear un ciego sino la vista?
Es la forma de demostrar que Jesús quiere escucharnos. Y le cura diciéndole: “tu fe te ha salvado”
Pero ninguno de los discípulos de Jesús se para ante este hombre hasta que él les anima a que le digan alguna palabra de ánimo.
El Papa recalca: “Si ese hombre era ciego, los discípulos eran sordos. Este puede ser nuestro riesgo”
Ante muchos problemas humanos, seguimos nuestro camino sin intentar ni una palabra de ánimo o de consuelo.
Bartimeo se unió a los seguidores de Jesús para hacer el mismo camino.
Y el Papa concluye: “Hermanos sinodales, nosotros hemos caminado juntos y les agradezco el camino compartido para anunciar el amor de las familias. Sigamos por el camino que el Señor desea sin caer en el pesimismo o el pecado y veamos la gloria de Dios en los hombres”